Ondas de choque

Una onda de choque es una onda acústica que transporta gran energía hasta los puntos dolorosos y tejidos fibrosos, que se encuentran en condiciones subagudas y crónicas. Esta energía provoca la cicatrización, regeneración y procesos de reparación en los tendones y el tejido blando. La energía cinética del proyectil que va dentro del aplicador se transfiere al transmisor en el extremo de éste, que quedará en contacto con la zona lesionada.

En la clínica de fisioterapia Móstoles, FISIOMED2001, contamos con uno de los mejores equipos del mercado para la aplicación de esta técnica. Realizando un estudio previo de la lesión y de las circunstancias del paciente.

Efectos de la técnica sobre la lesión:

$1-          Efecto analgésico- eliminación del dolor

Disminución de la tensión muscular, inhibición de los espasmos. La hiperemia es uno de los efectos básicos de la terapia de ondas de choque en el cuerpo. Proporciona un mejor suministro de energía a los músculos hipertónicos y sus estructuras ligamentosas. Esto lleva a la reducción de la tensión muscular que, en un tanto por ciento muy alto, es dolorosa para el paciente.

Todo esto, conduce a la estimulación de las fibras aferentes nocioceptivas, las fibras nerviosas que transmiten el dolor. También apoya el desarrollo de edema y la secreción de histamina. La reducción de esta sustancia disminuye el dolor en la zona afectada y el riesgo de desarrollo de edema.

$1-          Aceleración de la curación

Aumenta la producción de colágeno. La producción de una cantidad suficiente de colágeno es una condición previa necesaria para los procesos de reparación de las estructuras dañadas del sistema músculo-esquelético. La tecnología de las ondas de choque estimula la producción de este tipo de tejido, en las capas más profundas.

Metabolismo y microcirculación mejorados. Esta tecnología acelera la eliminación de los metabolitos nocioceptivos y aumenta la oxigenación.

$1-          Restauración de la movilidad

Disolución de los fibroblastos calcificados. Nuestra tecnología disuelve los fibroblastos calcificados e inicia la posterior descalcificación bioquímica de los procesos secundarios de artrosis.